Si creías que era cuestión de genética estás equivocada. Si cuidas bien de tus uñas siempre las mantendrás muy sanas y cero quebradizas; lo que toda mujer sueña. Estos 14 hábitos debes incluirlos en tu rutina diaria para obtener uñas divinas. Recuerda que de nada sirve decorarlas bien si se quiebran fácilmente.

 

  1. Mantienen sus manos muy limpias

Antes que hagas cualquier cosa, debes tener tus manos muy limpias, tanto las uñas como la piel alrededor de ellas. Remueve todo color de uñas que tengas con quita esmalte libre de acetona y déjalas de color natural. Los expertos recomiendan que las laves con un cepillo de dientes. Lava las uñas y la piel alrededor de ellas. Si las lavas así removerás toda suciedad y las exfoliarás quitando toda piel muerta sin necesidad de maltratar tus manos con químicos o cepillos costosos.

 

  1. Sé gentil

Tus uñas, aunque no lo creas, son muy delicadas; y limpiándolas muy fuerte puedes exponerlas a infecciones. Otra cosa que NO debes hacer es usar herramientas de metal debajo de las uñas, por lo que urgando por debajo de las uñas causará que las separes de la piel y crezcan irregularmente. Esta es una de la reglas básicas si realmente quieres tener uñas divinas.

 

  1. Córtalas regularmente

Cortar tus uñas regularmente es el mismo efecto que tiene cortar tu pelo regularmente, según los expertos. Así que tómate el tiempo de cortarlas cada 2 semanas y ajusta ese tiempo en base a como ves su crecimiento.

 

  1. Prima la salud sobre el largo de tus uñas.

Las uñas largas son lindas, pero si sufres de uñas quebradizas y otros problemas incómodos, los expertos recomiendan que las uses cortas. Las uñas cortas con los bordes redondos son fáciles de mantener y se ven mucho más prolijas, así que enfócate en uñas fuertes y no largas. Siempre y cuando veas que su crecimiento es simétrico, no te importará su largo.

 

  1. Siempre ten a la mano una lima

Si eres de las que tu trabajo o tu rutina de gimnasio hacen que se te astillen, lo mas recomendable es que tengas siempre a la mano una lima para que las mantengas lisas y suaves. ¿Cómo limarlas mejor? Límalas en el mismo sentido de la veta de la uña par un acabado perfecto.

 

  1. NO cortar tus cutículas

La cutícula tiene un propósito muy importante: Sella la base de la uña para evitar infecciones. Así que cuando la cortas o la remueves, rompes esa protección, y quedas vulnerable a cualquier bacteria. Si dejas tu cutícula en paz, tus uñas te lo agradecerán. Lo único que debes hacer es gentilmente hacerla hacia atrás 1 vez a la semana con una herramienta de madera, luego de salir de la ducha pues estará mucho más blanda y luego masajearla con crema de manos.

 

  1. Hazle mantenimiento a tus herramientas

Desifectar todas las herramientas que utilices entre cada uso es muy importante para eliminar todo tipo de bacterias. Límpialas con agua y jabón y al finalizar pásalas por un poco de alcohol, y no olvides botar las herramientas desechables regularmente.

 

  1. Nunca olvides utilizar la capa base

Pintarse las uñas en casa no es excusa para que te saltes el paso de aplicar la capa base. Este paso es importantísimo porque no solo protege a la uña de manchas causadas por el esmalte, sino que ayuda a que el color se vea mucho más fuerte con una sola capa. Y si quieres llevarlo al siguiente nivel, entre cada capa de esmalte, aplica una capa de base.

 

  1. Lee las etiquetas

Así como eres muy cuidadosa con tu maquillaje y las cremas para la cara, no todos los esmaltes son cuidadosos con tus uñas, así que asegúrate de eso cada vez que hagas la compra de uno; ya que muchos contienen químicos tóxicos que contribuyen a la pérdida de brillo natural y astillamiento.

 

  1. Sella muy bien con una capa final de base

Así como es muy imporante la primera capa para proteger tus uñas, así también es la capa final. Los expertos recomiendan que esta capa se repita cada 3 días para evitar la caída del esmalte y agrietamiento.

 

  1. Dale a tus uñas un respiro

Cada cierto tiempo debes “desintoxicar” tus uñas dejándolas sin maquillarlas; así ellas solas se recuperarán de los fuertes esmaltes evitando que se resequen, se tornen de color amarillo, y se quiebren fácilmente.

 

  1. Siempre mantenlas humectadas

Tu nunca te duermes sin antes humectar tu piel, por qué no haces lo mismo con tus uñas? Los expertos recomiendan usar un mix de aceite de almendras y aguacates para mantenerlas hidratas y nutridas. Sino tienes a la mano estos aceites, un poco de bálsamo para labios.

 

  1. Usa protección

Guantes!! Esa es la solución, usa guantes! Cada vez que estés haciendo limpieza, lavando platos o haciendo la jardinería de tu casa, usa guantes de plástico con un interior revestido en algodón (esto sería ideal). Así evitarás que las uñas se debiliten, se resequen y se quiebren fácilmente.

 

  1. Incluye vitaminas en tu dieta.

Aunque no lo creas, lo que comes se refleja en tus uñas también. Recuerda que tus uñas están hechas de Keratina. Los expertos recomiendan ingerir vitaminas y suplementos como la biotina, vitamina E y aceite de pescado. También recomiendan ingerir alimentos ricos en proteínas como fríjoles, pescado y nueces.

 

Una vez incorpores algunos de estos tips, verás los resultados y poco a poco tendrás esas uñas divinas que toda mujer desea. Recuerda que en esta web nos especializamos en la decoración de uñas y darte consejos de como verte divina.